viernes, 30 de enero de 2015

Amor

Siempre mis amigos tratarán de despertarte celos, no necesariamente por instinto de macho sapiens, como lo has entendido. Tal vez te los presenté antes de contarte la anécdota de Mar Del Plata, de cuando me parecía una estúpida alegría dejar que las olas me revolearan hasta casi ahogarme;  te lo cuento a vos que sos El que encuentra lógica donde otros ven arbitrariedad: todos ellos  una vez dejaron la birra y la viola apoyada en la arena, tiraron el pucho y se metieron en jeans a sacar mi cuerpo desmayado del mar.
Así que si esta noche sus carcajadas truenan entre palabras embriagadas  justo cuando nos ven enamorados,  te pido que lo tomes como una fastidiosa prueba de paciencia, que sólo se puede superar con honestidad, “¿es lindo estar acá o me quiero ir?” Por supuesto que ellos no saben nada de esto que te digo, ellos son felices así conversando en el Bar de La Gaya volviéndose cada vez más grandes, en el sentido poético del asunto. Sí, te ponen a prueba, sí, me ponen a prueba y no lo saben: ¿Somos capaces de acompañarnos sin coartar, sin intentar quebrar el hermoso círculo de amigos y viceversa?
Es inútil que escape de quien soy, acá o allá, con otros nombres estaré implicada en una celebración que incluye a muchas personas, incluso en el ejercicio solitario del estudio, en un monasterio de nombre impronunciable o en el medio de la selva Ecuatoriana.

 Antes de que nos declaremos el amor o la guerra; no deberíamos perder de vista nuestra promesa de amor: Nada se ha escrito de quienes somos así de juntos, entonces para qué imitar como chimpancés los fracasos, mentiras, vanidades o incluso la felicidad Wikipedia de la opinión pública,  los libros que nos fascinan, el cine o a nuestros antepasados.  Nadie puede hablar entendiendo verdaderamente  sobre nuestro amor, excepto nosotros dos. 

domingo, 4 de enero de 2015

Spinoza B.: Etica demostrada según el orden geométrico, proposición XXXVI, CAPÍTULO 1: DE DIOS

"NO EXISTE NADA DE CUYA NATURALEZA NO SE SIGA ALGÚN EFECTO"

"Todo lo que existe expresa de un determinado modo la naturaleza o esencia de Dios, todo lo que existe expresa de un cierto y determinado modo la potencia de Dios, que es causa de todas las cosas; por tanto de ello debe seguirse algún efecto."