sábado, 11 de mayo de 2013

De las formas para  transitar un callejón sin salida



"Elijamos  la de los amantes"

llevemos la ropa justa
 o un poco menos
besemos por primera 
y última vez en el mismo instante.




Todas las voces de la Feria

Vecino, sos mío.
Vecino qué hacemos con este encuentro casual,
Que nos deparó el cosmos.
Adiós,
Acá estoy,
Acá estás.




Todas las voces de la Feria , del Bar, el Colectivo,
La Facultad, las Organizaciones,
Los Eventos, los Ensayos, los Proyectos.
Todas estas formas mías de querer,
Añorar, lucubrar, equilibrar o al menos compensar.

De frente a mí,
Me levantan del suelo.
He visto montones de rostros embarrados,
Maquillados también,
Roto, el mío,
No es este.

Lloré porque me asustaba  no reconocer mi imagen,
cuando me deshice de la que me envolvía
como momia.

Saqué una de las capas:

La melancólica femme

Saqué otra capa:
(Me tomé una copa)

Al troglodita aquel

Luego otra más:

El indeciso de paraguas en mano




------------------------------------------------------------------------------------------------------------

2
 ME DICE TODO LO QUE ME RODEA:

Olvidame,
Yo te voy a olvidar.
Quereme a mí,
¿Me estás viendo,
Ves la belleza que late en mí?.


Si tomo coraje:
Te saco a bailar
Mi china.

Si tomo coraje:
Te hago reír paisano.

Te estoy viendo desnudo,
Te estoy viendo brillar.
¿Cómo te digo
Todo esto?
¡Si yo todas las veces que enuncio,
Me lleva el diablo!
Me empuja un toro,
¡Me cache en diez!

¿Cómo es que quiero ser de hierro,
Quiero no perder de vista
Y doy todos los abrazos a destiempo?

Todos los apretones de manos
En tu nariz,
En las Toninas
En Burzaco.
¿Estoy usando palabras que conocés?
Estoy tirando “a la marchanta”
Porque me queman, sí.
Porque son un montón.
Y las agarro como caramelos de piñata.
Pero los quiero compartir con vos,
¿En serio no llegas a ver la piñata?

3
…Vos, el que espera.

Nunca te pregunté bien. qué era eso tan importante que estabas esperando,
O si te parecía que ya estábamos grandes.
¿Era que te gustaban los juegos más tranquilos?
Nunca te pregunté:
Cuándo ibas a dejar de ser tan tímido.
Cuándo ibas a salir a garchar al mundo.
A descostillarte de risa,
A dejar de suspirar
al cambiar de canal,
o no encontrar.
 A emborracharte hasta quedar dormido en el umbral de una casa, de una calle desconocida.


Yo creo que estoy hablando demás sabes
Yo no quiero,
Lo que vos crees que quiero.
Te estoy dando la mano, te estoy besando.
Porque no se puede tener:
Razón,
No se puede tener un olor,
Un Azul,
Un macanudo,
Frenesí.
Transitolo y me.
Vecino, sos mío.
Vecino,
¿Qué hacemos con este encuentro casual,
Que nos deparó el cosmos?
Adiós.
Acá estoy,
Acá estás. 

IRASEMA

"Quisiera que alguien me dijera cómo, que hubiera otros alguienes pero esos son a los que ya no quiero escuchar. Por eso no hay otros alguienes.
 Los otros alguienes son la Chacarita, la tradición, el tramite, el final, el punto y aparte."

Y en cambio...



Recuerdo de un baile desde un cuerpo inmóvil, eran tres tambores en mi cabeza,  era un bajo en nosotros o un chico o un piano. Hacemos candombe desde esa vez en playa Ramírez hasta ahora, todo esto es la luna asomando, todo esto es el llanto de la mujer que no fue madre.

Yo quise hablar del amor,
y pensé en Idea y también en Hamlet,
como un escalofrío, un torbellino.

Irasema quiso decir pero las palabras no salieron.

Entonces tuve que concentrarme en todo
lo otro que esta por fuera de lo conceptual:

Irasema
1-
Hubiera esperado a que él dijera pero de pronto sucedieron muchas otras cosas,
entre ellas su muerte y yo refrenada en el muelle observando la luna hasta la idiotización, y el calambre de mis extremidades.
Que raro… tanta convulsión, claro, nos faltó que el cuerpo se despidiera del cuerpo pero esta mezcla de romanticismo que intenté inaugurar con el vomito que lanzo ahora, agarrada de la baranda pensado en su hinchazón. Pobre… quiero decir un hombre tan hombre y yo como una almeja en su mano. Podría haberme aplastado, yo esperaba que lo hiciera; entonces todo este dolo tendría otro sentido, y podría pasar a mejor vida, él y yo.
2- 
A los hermanos:

Pero no, toda este vaivén es la irrealidad,
es la sombra que me mantiene alerta,
¿A qué? a unos pasos…de quién?, de él?,
por qué? porque ni el ni yo soltamos, más yo que él.
 Yo que he matado a cada uno de los recuerdos anteriores a nosotros, me culpo por no soltar ahora que es el momento preciso en el que el ya soltó y pasó a mejor existencia. Yo me convierto en un soplo de su existencia, es decir me desvanezco.
Quisiera que alguien me dijera cómo, que hubiera otros alguienes pero esos son a los que ya no quiero escuchar, por eso no hay otros alguienes. Los otros alguienes son la Chacarita, la tradición, el tramite, el final, el punto y aparte.
Se acabará este tiempo y ¿qué será de mi, si es punto y aparte?.  Me perderé en el lamento, la pena, la nostalgia.  

3-

 Habrá vida después de esta desazón, lo sé pero no acaba este dolor.

No estoy en mis cabales, no puedo razonar con claridad.
Bruma, neblina, canto.
Detrás de eso estas vos? 
Jorge mi amor sos vos?
Te busco? Y te vas, siempre voy detrás de tus pasos.
No estoy en mis cabales, debo descansar,
dormir y pensar
o soñar con el último beso, 
el de esa noche.

4_ 

O en  mañana. 
En el día, mejor.

 En la luz entrando, cavando
en lo más hondo hasta enrojecer los ojos,
el tronar de las gaviotas, la calma del mar,
 el amanecer dibujado sobre las paredes blancas de las casas que orillean,
de cara al mar.


MUJER

Sólo puedo escuchar el agua correr y decir 
ESA es la última gota.

Honestidad II



Temo releerme,
Sé que lo que escribí no es bueno,
No sé si puedo modificar algo.
No se si quiero modificar algo.
Tal vez acepte esa forma infantil,
Tal vez acepte el capricho.



No se concibe en ningún idioma  tu puta ausencia. 
En algún lugar del mapa, ese punto tiene otros millones de puntos, en el antepenúltimo estoy yo pensándote.
Yo dejando mi pretensión de ser, hacer y el apetito. Gritando desde el teclado: ¡Por qué, te seguís apareciendo en mis sueños! Golpeando el teclado, mientras que mi vecina duerme, mientras dejó el agua en el fuego, mientras la pava, y las cortinas se incendian, mientras llaman a la puerta.
 No me interesa el revuelo de todo el edificio en los pasillos, no me interesa quien golpea la puerta, no me interesa si tienen que romper la ventana para sacarme, no me interesa si al sacarme me caigo al suelo y me parto.
Sólo me interesa seguir sosteniendo está locura que es conversar con un tipo que nunca va a responder.




Honestidad

 Esta inquietud no reconoce prioridades, 
se cuela en todo.
Escucho el vaivén caprichoso 
del único árbol que hay en mi calle;
Me parece que junto con el agua, 
que cae de la mochila del baño ironizan;:
Congreso es una maqueta por la cual se filtra el escenario natural.

La Mochilera


Si el lenguaje estaba hecho para burlarse o para confundirnos
Las notas fueron la forma más sencilla que encontré para comunicarle:
Podés soltar mi alma por un rato, la necesito para el resto de todas mis actividades.



La Mochilera

Estoy
perdida, porque yo tenía el mapa y te decía donde me parecía que estábamos pero eras vos, el que con la ayuda de una brújula mentirosa, de tu tataratataraabuelo decía para donde seguir. 

Pura superstición!
Te fuiste solo al medio del bosque a cortar leña, cantás y yo creo escucharte.
Me quise hacer la mujer de mundo, la preparada, conseguí aislante, unos parantes que se le habían vencido a tu carpa y compré por Mercado Libre una navaja que me costó la mitad del aguinaldo pero no tengo idea, no sé como hacer un fuego, eché el frasco entero de alcohol puro y no quiere prender, ¡imposible! 

Nos guiábamos por corazonadas, que nos llevaron a la rotonda de San Luis, camino al Sur. 
Horas haciendo dedo. 
Hacemos esto porque lo que más nos interesa es crecer y para eso hay que conocerse. Este viaje es al centro de uno mismo… 
Yo me enojo porque me tratas de ignorante, se está haciendo de noche y camino un poco más adelante, por fin para una camioneta, subo y decís que preferís quedarte, que ya viajamos lo suficiente juntos, que yo tengo la carpa, la plata, y que voy a estar bien. Todo dura menos de un minuto. El matrimonio que me subió se pone ansioso:“ Bueno, ¿Suben o te bajás? Pregunta ella. Y yo digo “No, yo sigo con ustedes” y me sonreís porque somos pájaros, porque estamos libres.
Me vuelvo a Buenos Aires, extraño mi cama, el olor a desayuno, la ducha caliente, andar en pantuflas de un lado a otro mientras converso por teléfono.
Pasan meses, que de pronto son años, estudio el Magisterio, me recibo, trabajo de maestra, conozco a Edgardo, luego a Bruno. No sé nada de vos, te escribo por primera vez. Siguen pasando los años, me compro un auto usado, rojo y chiquito porque trabajo en provincia. Me mudo con Bruno, hacemos un viaje a Machu Pichu y quedo embarazada y pienso que si es varón, le voy a poner tu nombre. Va a ser varón y a Bruno no le gusta un carajo mi idea, peleamos y yo no le hablo, ando rara, llorosa, hasta que cede pero me pide que deje de buscarte. Cumplí mi promesa hasta ahora y te olvidé hasta hoy. Tu nombre, es el nombre de mi hijo, y no al revés. Espero de todo corazón estés siempre bien, Alaska debe de ser de un frío inimaginable.


 2- Actuamos por una necesidad que brota de las entrañas.

Cuando el sueño no viene,
Hablamos para desentrañar la voz original.
Sobre todo en las condiciones menos propicias:
Desconcierto, precariedad y turbulencia
El actor crea la sutileza y a su cuerpo lo hace rueda.
El actor empieza actuar cuando por fin abandona el clichet

"Si no cambia el paradigma
Sino digo como siento
Voy a repetir  todos los modos de tus gags
Hasta que sangre mi boca por callar.
Cuando la marca se hizo canción:
El poeta lloró."

(Silbido)
………
1-Es lo que hay.

Como condenada a muerte
Escribo sobre lo que veo
Lo que a simple vista,
 estalla.
Sin parar.

ME ESTAS CARGANDO CHE
Decís que todo esto es  mentira???!
Si fuera así.
sería yo,
UNA AUTOBOMBA.
Vení Adolfin, 
sentate acá, querés.
Planta la oreja
Oíme bien, brivón.

Mamá volvió anteayer
Ya está en la casa.
Trajo postales,
"De todo  por donde anduve"
Especialmente para vos 
que me decís: 
“Sos puro cuento”